La Excepcional Habilidad de Escuchar y Ser Escuchado

Siete tipos de Oyentes y Consejos para desarrollar una mejor Habilidad de Escuchar

La Habilidad excepcional de Oír y la Habilidad de Persuadir a otros a su manera de pensar, hace la diferencia entre equipos buenos y Equipos Excelentes.

Una escucha pura crea confianza, credibilidad y respeto.

Porque cuando escuchas atentamente, en lugar de estar tratando de preparar la respuesta, el resultado que obtienes es relevante: lo que respondes es proporcional a cómo has estado escuchando.

Tipos de Oyentes :

  • Los Preocupados

Estas personas siempre están apuradas, buscando algo o haciendo alguna cosa constantemente.

Son también conocidos como “multitareas” estas personas no se pueden quedar sentadas ni paradas.

Consejo

Si eres es un oyente preocupado, trata de parar en lo que estés haciendo cuando alguien te esté hablando.

Si está hablando a un oyente preocupado, puedes preguntarle “¿ Es este  un buen momento ?”. O puedes decirle “necesito tener solo un momento de su atención”.

Comenzar con una frase que llame su atención, sea breve y vaya a punto de manera rápida ya que su atención se expande rápidamente.

 

  • Los Desenchufados

Estas personas están preparadas para repiquetear todo el tiempo.

Están listos para completar tus frases. No escuchan. Ellos están concentrados en adivinar qué es lo que vas a decir y qué es lo que quieren decir.

Consejos

Si eres un desenchufado, actúa como un buen oyente. Ponte alerta, mantén el contacto contacto visual, apóyate  y muestra interés haciendo preguntas.

Si estás hablando con un desenchufado verifica cada vez si ha entendido lo que has estado diciendo.

Como con los “preocupados“, comienza con una frase que capte su atención, sé conciso y ve al grano, ya que su atención se expande rápidamente.

 

  • Los Interruptores

Estas personas están alejadas y muestran poca emoción al escuchar.

A ellos parece no importarles lo que estés diciendo.

Consejos

Si eres un interruptor, pide disculpas cada momento en que estés interrumpiendo. Esto hará que seas más consciente de ello.

Si estás hablando con un interruptor, cuando él se acelere, para inmediatamente lo que estés diciendo y déjale hablar, de otro modo nunca te escucharán.

Cuando él haya terminado di : “Como estaba diciendo …” para remarcar su interrupción.

 

  • Los Apáticos

Esta personas están alejadas y muestran poca emoción al escuchar.

A ellos parece no importarles aquello que estés diciendo.

Consejos

Si eres un apático, concéntrate en todo el mensaje, en el mensaje entero, no solo en el mensaje verbal. Presta atención con tus ojos, tus oídos y tu corazón.

Además presta atención al lenguaje corporal y trata de comprender porqué esa persona a la que escuchas quiere hablarte acerca de este problema.

Si estás hablando con un apático, dramatiza tus ideas y hazle preguntas para mantenerlo involucrado.

 

  • Los Combativos

Éstos están preparados para la guerra. Disfrutan estando en desacuerdo y culpar a otros.

Consejo

Si eres combativo, realiza un esfuerzo y ponte en los zapatos del otro y entiende, acepta y encuentra méritos en el punto de vista de los demás.

Si estás hablando con una persona de perfil combativo, cuando él o ella esté en desacuerdo, ves hacia delante y no hacia atrás.

Habla acerca de cómo puedes estar de acuerdo o desacuerdo o qué es lo que se puede hacer de diferente manera la próxima vez.

 

  • Los Analistas

Estas personas están en constante cambio de roles, de consejero o terapeuta y están listos para proporcionar respuestas no solicitadas.

Ellos piensan que son grandes oyentes y desean ayudar. Están constantemente analizando qué es lo que están diciendo y tratándolo e arreglar.

Consejo

Si eres un analista, relájate y comprende que no todo el mundo te está buscando por una respuesta, solución o asesoramiento.

Algunas personas sólo quieren mostrar ideas a otras personas ya que eso les ayuda a ver las respuestas de forma más clara para ellos.

Si eres un analista,  puedes comenzar diciendo “Sólo necesito decirte algo. No estoy buscando ningún asesoramiento”.

 

  • Los Comprometidos

Estos son los oyentes consistentes.

Escuchan con sus ojos, oídos y con su corazón y tratan de ponerse en el lugar de los demás.

Esto es escuchar a un alto nivel. Su habilidad de escucha te fomenta a continuar hablando y le da la oportunidad de descubrir su propia solución y dejar que exponga sus ideas.

Consejo

Si eres comprometido ¡ sigue así ! las personas aprecian de sobremanera esta Virtud.

Si estás hablando con un comprometido, tómate un tiempo necesario para reconocer su atención.

Agradécele su interés en ti y en el tema sobre el que estés hablando.